Miguel Ángel Asturias

 

"Sembrado para comer es sagrado sustento del hombre que fue hecho de maíz.

Sembrado por negocio es hambre del hombre que fue hecho de maíz."

                                                        -Hombres de maíz
 
 
Back to Spanish 395: Nobel Laureates



 
Su Vida  Su Obra   Hombres de Maíz
Bibliografía   Obras Escogidas     Courtney's Home
  

 Su Vida 

AL PRINCIPIO DE LA PÁGINA
           Como poeta, novelista, y embajador, el guatemalteco Miguel Ángel Asturias pasó  su vida excepcional viajando, aprendiendo, y escribiendo obras que llegarían a ser muy  significantes para su país y la historia de los mayas; es decir, que durante la historia de Guatemala, no hubo un escritor tan importante como Asturias, quien en su vida, desde 1899 hasta 1974, mostró que un autor, o sea, un hombre de letras, puede tener mucha influencia en las creencias de la gente y del gobierno de Guatemala.
 
    Se identificaba con el ambiente y el mundo indígena, aunque era de clase alta y urbana, pues no era indígena, sino ladino.  Aunque pasó su juventud allí en Guatemala, estudiando hasta que recibió la licenciatura en derecho en La Universidad de San Carlos en 1923, fue a París para estudiar más sobre los mayas y la historia de su país natal, Guatemala.
 
    Solamente cuando estudiaba en la Sorbonne en París aprendió más sobre su país, la gente indígena, y de sí mismo, cosa que se reflejó en su primera obra, Leyendas de Guatemala.  Es irónico que un autor tan inteligente tuviera que ir a otro país para lograr un mejor conocimiento de su propio país.  En la Sorbonne, aprendió mucho sobre la religión de los mayas con el Profesor Georges Raynaud y empezó a expresarse como un autor surrealista con la influencia del poeta y teórico francés André Breton.  Había ido a Francia para estudiar el indigenismo, la cultura original de un país que incorpora la sociología y la linguística de la gente, pero quizás el surrealismo y el realismo franceses afectaron más a su obra.
 
    Durante estos años en Francia, escribió algunos de sus mejores obras, como su famosa famosa, El Señor Presidente, que ataca de forma realista los aspectos negativos  de un gobierno corrompido bajo un dictador despiadado.  Despues de diez años en París, volvió en 1933 a la Guatemala del dictador Jorge Ubico, pero no publicó su novela por razones políticas hasta que cambió el control del país.  En 1944, con la caída de Ubico y la llegada del presidente Juan José Arévalo, Asturias llegó a ser el embajador de Guatemala en México, donde pudo publicar El Señor Presidente.  Después del conflicto político con Ubico, publicó en 1949 la novela que se puede llamar su obra maestra, Hombres de maíz.  Esta novela socio-política destaca el conflicto entre los indígenas que valorizan la naturaleza y los maiceros que arruinan la tierra sagrada con la comercialización.

    Con el título de embajador de Guatemala, pasó muchos años de su vida visitando otros países, como Argentina, México, y especialmente Francia, donde sirvió como embajador desde 1966 hasta 1970.  Asturias cumplió con creces su trabajo como embajador, porque un hombre de letras que era tan inteligente sería claramente una herramienta perfecta para la comunicación.  En el mismo año que empezó como embajador en Francia, recibió el Premio Lenin de la Paz, y un año después, el Premio Nobel de Literatura en 1967.

    La importancia que los guatemaltecos han dado a Miguel Ángel Asturias a lo largo de todo el siglo veinte ha mostrado que nunca ha habido un autor que por sus viajes, su poesía, y sus novelas, haya podido retratar a la gente de Guatemala, relatar su historia y expresar los sentimientos de un país tan afectado por obstáculos políticos y sociales.  Después de recibir una educación derivada de sus viajes por todo el mundo, Miguel Ángel Asturias obtuvo un gran conocimiento de los mayas y de Guatemala y la habilidad de explicar este conocimiento a sus lectores que nadie ha podido superar.
 
 



 

Su Obra 

 AL PRINCIPIO DE LA PÁGINA
  
TEMAS
PROPÓSITOS 
RASGOS ESTILÍSTICOS
 


TEMAS
    A Miguel Ángel Asturias le gustaba incorporar las ideas y las creencias de la gente guatemalteca en su obra, pues, el enfoque de gran parte de la obra de Asturias es la gente indígena, especialmente los mayas, porque históricamente Guatemala fue el corazón del Imperio maya.  La cultura maya siempre era un tema muy interesante para Asturias porque la edad clásica de los mayas ya había terminado cuando llegaron los españoles, pues no había nada formal para erradicar y no había conflicto entre la cultura maya y los españoles.  Asturias no descubrió su pasado en su tierra natal, sino en otro país muy lejos de Guatemala, Francia, pero todavía podía identificarse con los mayas y los indígenas en su obra.

    Quizás su poesía Asturias revela lo mejor de su apreciación y conocimiento de la cultura maya y de la historia de Guatemala, como en sus poemas “Mensajes indios” y “¡Salve Guatemala!.”  Aquí demuestra la importancia de la naturaleza y de los dioses para los mayas y todos los indios, otros temas típicos de Asturias. También estos poemas muestran el ritmo y los sonidos típicos de la cultura indígena.  Asturias valorizó y estudió profundamente El Popul Vuh, la biblia de los mayas, porque con el entendimiento de El Popul Vuh y la creación del mundo maya, podía adherirse a las ideas fundamentales de los mayas.  También, Asturias recopilaría dos publicaciónes más de su poesía, Sonetos, el primer tomo de su poesía, y Sien de alondra, de los poemas escritos entre 1918 y 1948.

    Con la influencia del realismo en Francia, Asturias se centró en temas básicos y políticos que describieron situaciones naturales y ordinarias que desenmascaran verdaderamente las condiciones sociales de la gente indígena.  La obra de Asturias une dos cosas—los temas del misticismo y las leyendas de los mayas con los deseos y las creencias sociales y morales de la gente baja e indígena—para crear una colección increíble. 

Al Principio de Su Obra
  PROPÓSITOS

Tenemos que recordar que Asturias no era indio sino ladino y que tuvo que abrir el mundo indígena en su obra de una manera verdadera para dar una visión verosimil de los indios.  Aunque no era indio, tuvo contacto indígena durante su vida y trató de crear una visión del mundo indígena que no era tópico.  Sabía que nadie creería la descripción de los indios visto por ojos norteamericanos, por consiguiente usaba su propia historia en Guatemala por identificarse con los mayas para dar una representación auténtica para que el público escuchara a sus argumentos sociales y políticos.  Exhibió esta representación auténtica de los mayas especialmente en su primera obra principal, Leyendas de Guatemala, que se publicó en 1930 y que describe la cultura maya antes de la influencia española.

Durante su vida, cambió de la derecha a la izquierda como un vaiven, pues, su obra tiene dos ideas contrarias: una que apoya el gobierno con temas nacionalistas cuando era embajador, y otra que rechaza el gobierno desde el punto de vista de la gente indígena.  Tenía el propósito durante su carrera de expresar los deseos morales y sociales de los de abajo, que usualmente asimiló a los indígenas.  En ambas novelas, El señor presidente y Hombres de maíz, Asturias tuvo un fin comprometido cuando denunció el tratamiento cruel y control excesivo que un grupo inflige en la gente indígena de un país.  El Señor Presidente destaca al dictador terrible de Guatemala, Manuel Estrada Cabrera, de una manera indirecta que muestra el gobierno corrompido de la Guatemala actual.  En realidad, intentó que su descripción reflejara la Guatemala bajo el dictador Jorge Ubico; pues no pudo publicarla en Guatemala cuando volvió al país desde París en 1933.  Sin embargo, después de la caída del Ubico en 1944, Asturias fue a México en 1946 donde finalmente pudo publicar esta novela que le proporcionó gran éxito.  También, en Hombres de maíz, publicado en 1949, Asturias tenía el propósito de revelar el tratamiento cruel que un grupo, los maiceros industrializados, tenían sobre la gente indígena, los “hombres de maíz.”      

Al Principio de Su Obra
  RASGOS ESTILÍSTICOS

Aunque los temas y los propósitos de Asturias reflejan más el aspecto comprometido de sus obras, el aspecto estilístico de su obra define su estilo único también.  Reconocido como “el abuelo del realismo mágico,” Asturias fue el primer autor que usó extensivamente el realismo mágico, una técnica literaria que sería utilizada por casi todos los autores del siglo veinte.  Fue el prototipo de este estilo y luego, tendría influencia en García Márquez, Fuentes, y otros que son reconocidos hoy por su uso del realismo mágico.  El realismo mágico que Asturias utiliza es tan efectivo en su obra porque confunde al lector entre lo real y lo mágico de la cultura maya y la gente indígena en general.  Mientras hay leyendas que pueden ser falsas o descripciones exageradas para dar énfasis a los mayas, el realismo mágico que Asturias emplea sencillamente da la idea de que las leyendas y las descripciones son verdaderas.

Se ve la importancia de la naturaleza, los dioses y los sonidos en su poesía, pues, estilísticamente Asturias incorpora sentidos sensuales y referencias a la naturaleza para apoyar sus temas.  En su poesía, no se puede separar lo poético de la naturaleza, la utiliza para expresarse.  Cualquier palabra es una metáfora, y su poesía es más cruda que estilística.  Como se ve en su lectura para el Premio Nobel en 1967, estilísticamente Asturias usa frases cortas pero muy profundas.  A veces, sus frases solamente tienen una o dos palabras, pero él tiene el gran talento de expresarse e invocar muchos sentimientos con pocas palabras.  Las frases cortas, las referencias a la naturaleza y los dioses, y la sensualidad se combinan con el tema de la lucha de la gente indígena contra la comercialización de los maiceros en la obra principal de Asturias, Hombres de maíz.
  

Al Principio de Su Obra
  


Hombres de maíz 
AL PRINCIPIO DE LA PÁGINA
       Por el realismo mágico, el invocar de emociones con descripciones sensuales de la naturaleza, y un análisis inquietante de la acción entre los ladinos y los indios, Miguel Ángel Asturias puede mostrar la destrucción de una cultura por medio de otra.  La gente indígena tiene una cultura que aprecia la tierra como si fuera su madre actual y se basa en el maíz, el producto de su trabajo, su vida, y su sustento.  El nexo entre la gente indígena y la tierra es algo sagrado, y cuando los maiceros ladinos empiezan a usar la tierra y el maíz para la comercialización, violan el nexo sagrado con la tierra y aislan a la gente indígena de su historia, su cultura, y su vida entera.  Asturias muestra la destrucción y despersonalización de la gente indígena por la falta de contacto con la tierra; y, por eso,  logra su propósito de exponer el tratamiento horrible de los indios por los maiceros industrializados en su obra principal, Hombres de maíz.
 
    El mensaje socio-político que Asturias emite en la novela echa a los maiceros la culpa de la pérdida de la vida, la cultura indígena, y el contacto con la tierra.  Por medio de varias secciones que destacan algunos personajes significativos en la historia, Asturias muestra ambos lados de la guerra entre los indios—los que quieren salvar la tierra—y los maiceros—los que tienen la responsibilidad de la comercialización de la tierra.  Hay una lucha entre los que quieren cultivar el maíz para sustento y los que quieren negocio.  Ambos grupos quieren cultivar el maíz, pero cuando los maiceros industrializados arruinan la tierra con sus máquinas, parecen capitalistas y por eso los indios sienten como si hubieran perdido su sustento y el producto más importante de su vida.
 
    Hay un conflicto entre lo sagrado y lo profano que analiza la gran diferencia entre los indios y los maiceros.  El campo del maíz es cosa sagrada para los indios, porque fue el centro del cosmos para el mundo indígena.  El Popul Vuh cuenta que hubo un diluvio que arruinó todo salvo los conejos amarillos que saltaron a la luna.  En un ejemplo de realismo mágico, Asturias asocia los conejos amarillos con Gaspar Ilóm y otros indios, porque los conejos amarillos protegen el mundo indígena y representan el regreso eterno a la tierra.  Los indios, contra los maiceros industrializados, protegen la tierra como si fuera su madre natural, una idea que revela otro tema de la novela, el hecho de que la relación entre la tierra y los indios equipara la tierra con la mujer.

    La tierra llega a ser la cosa que provee a los indios de la protección, como si fuera una madre con sus hijos.  La tierra y la mujer proveen el sustento para la gente; pues, los indios valoran su tierra.  Si alguien traiciona a la tierra, es como si traicionara a la madre de los indios; es decir, cuando los maiceros traen la comercialización del maíz al mundo indígena, les traicionan de la peor manera posible.

    Se ve el uso del realismo mágico y la sensualidad en la sección sobre el Coronel Chalo Godoy, en que destaca el aspecto militar de la lucha entre el indio y el maicero.  Se tiene que aceptar el realismo mágico si se quiere entender el argumento de Asturias, como el dios misterioso en el lugar divino de «El Tembladero» que sirve como refugio para los soldados del caos de la lucha con los indios.  Las imágenes sensuales en las descripciones de la luna cambiada, de la naturaleza, y del olor del volcán se combinan para crear la atmósfera de caos.  Las referencias a la luna significan otra vez, como los conejos amarillos, la eternidad y el regreso eterno, que se ve con el ciclo de dependencia que los indios ponen en la tierra.
 
    Entre el caos de la lucha, los soldados encuentran otro ejemplo del realismo mágico, un ataúd que un indio les manda traer al pueblo indígena para el curandero, que ha muerto por séptima vez para el beneficio de su pueblo.  Mientras estaban en el pueblo, un ladino que se llama Benito Ramos hace un pacto con el diablo—aprende que el Coronel Chalo Godoy va a morir en el fuego.  Se asocia a Benito con el diablo porque es maicero, pues es capitalista y cristiano, y los indios examinan todas estas como la misma cosa.  La caída del Coronel en el fuego del volcán significa que el militar debe morir en el infierno, y que el nexo entre el diablo y los maiceros es verdadero.  El Coronel, el capitalismo, y el caos que sigue también representan la falta de contacto con la tierra, porque en su lucha para cultivar el maíz por negocios, los maiceros olvidan que la tierra es una cosa sagrada.
 
    Asturias usa la acción en la novela para echar la culpa a los maiceros por las circunstancias malas de los indios.  El veneno que los maiceros le dan a Gaspar Ilóm causa su muerte, pero la muerte del Coronel fue venganza de los dioses en el militar que trata de destruir a los indígenas.  Otro ejemplo de la culpa echada a los maiceros está en la sección de María Tecun, cuando Asturias escribe mucho sobre el abuso del alcohol de los indios, el aguardiente.  Sin embargo, no ataca a los indios débiles, sino, cómo los maiceros se aprovechan de los indios con el aguardiente.
 
    Los maiceros rompen el ciclo de dependencia de la tierra, la mujer, y el maíz.  Hombres de maíz no trata de una cuestión de sustento, sino una cuestión de la vida indígena.  Cuando destruyen la tierra, los maiceros eliminan la cosa que mantiene a y protege la vida indígena; o sea, eliminan cualquier sentido de valor que los indios hubieran tenido.  En una mezcla de la verdad, el realismo mágico, y mitos misteriosos, Asturias pone confusión entre los lectores para que haya niveles diferentes de interpretación sobre la lucha entre el indio y el maicero.  No obstante, el mensaje básico es obvio: cuando los “hombres de maíz” pierden su maíz, sienten como si hubieran perdido su identidad, su vida, todo.  No es malo cultivar el maíz para el sustento, pero es malo cultivarlo para un beneficio.  Se puede utilizar la tierra, o sea, la madre, pero no se puede vender.  Y por eso, los indígenas desprecian a los maiceros.

 

Al Principio de Hombres de maíz
Al Principio de la Página de Asturias 
 


Bibliografía 

AL PRINCIPIO DE LA PÁGINA
  

 Asturias, Miguel Ángel. Hombres de maíz. El libro de Bolsillo,
        Alianza Editorial: Madrid, 1972.
 
"Asturias, Miguel Ángel" Britannica Online.
http://www.eb.com:180/cgi-bin/g?DocF=micro/38/55.html
[Accessed 10 February 1998].

“Biography of Miguel Ángel Asturias.” Nobel Foundation Page.
http://www.nobel.se/laureates/literature-1967-1-bio.html

"El Popul Vuh." Spanish 395 Homepage.
http://www.wlu.edu/~jbarnett/395/popul.html

“Mensajes indios.” Poetry Selections of Asturias.
http://ucsbuxa.ucsb.edu/~6500jce2/Asturias2.html

“¡Salve Guatemala!” Poetry Selections of Asturias.
http://ucsbuxa.ucsb.edu/~6500jce2/ast3.htm


Obras Escogidas 
AL PRINCIPIO DE LA PÁGINA
  Leyendas de Guatemala
El Señor Presidente
Hombres de maíz
Sonetos
Sien de alondra
"¡Salve Guatemala!"
"Mensajes Indios"
Viento fuerte